Galería de los vinos de Tenerife - Abril 2019

Una magnífica selección de vinos tinerfeños aportados por 36 bodegas de la isla ha dado forma, en esta ocasión, a la edición de abril de la Galería de los Vinos de Tenerife de este año; con un total de 115 referencias procedentes de las diversas Denominaciones de la isla, han quedado repartidos entre 47 vinos tintos, 55 vinos blancos, 11 vinos rosados y 2 vinos espumosos, configurando una muy interesante propuesta.

Con el objetivo de conectar a los elaboradores y al resto de operadores de la cadena de valor de los vinos locales, la exposición se realizó en un entorno idóneo como es la Casa del Vino, en El Sauzal, usando para ello el ya conocido modelo de galería o túnel de degustación, en el que de manera libre y auto-guiada los visitantes pueden valorar y conocer la actual oferta que las bodegas participantes nos proponen.

Sin duda gracias a la participación de las bodegas, esta edición se convierte en un gran escaparate del dinamismo del sector, la diversidad y la complejidad de los vinos actuales que se elaboran en las diferentes comarcas de Tenerife, y que configuran una oferta sumamente atractiva y cada vez más reconocida.

  • En la comarca de Abona, en el sur de Tenerife, se elaboran vinos blancos de mucho cuerpo, pero también tintos y rosados que bien merecen esta denominación de origen. El gran número de horas de sol del que se beneficia esta comarca y la porosidad de su suelo volcánico que favorece la absorción de la humedad son clave a la hora de conseguir una exquisita uva, especialmente Listán Blanca. Los viñedos de la comarca de Abona se extienden desde los 400 hasta los 1.700 metros sobre el nivel del mar: es en el municipio de Vilaflor donde se cultivan las vides a más altitud en todo el territorio español, favorecidas por un clima mediterráneo suave con ligeras influencias de los alisios y unas extraordinarias condiciones sanitarias. El sabor de los vinos blancos de la D.O. Abona ofrece matices a flor de almendra, mango y plátano, lo que les proporciona un aroma suave y afrutado.
    Esta comarca comprende los municipios del sur de la isla: • Adeje • Arona • Vilaflor • San Miguel de Abona • Granadilla de Abona • Arico • Fasnia

  • Abarca la amplia y verde comarca del noroeste de Tenerife, comprendiendo los municipios de San Juan de la Rambla, La Guancha, Icod de los Vinos, Garachico, Los Silos, Buenavista del Norte, El Tanque, Santiago del Teide y Guía de Isora. Los viñedos asientan sobre suelos de ceniza y rocas volcánicas en parcelas localizadas desde los 50 a los 1.400 metros de altitud. Las variedades permitidas son veinte, siendo las más extendidas la listán blanco, listán negro y negramoll, con un comportamiento extraordinario dadas las características edafoclimáticas de la comarca.

  • La comarca está situada en el sureste de la isla de Tenerife y comprende los municipios de Arafo, Candelaria y Güímar. El viñedo se extiende desde zonas cercanas a la costa hasta cotas muy altas, próximas a los 1.500 metros. Las variedades autorizadas en la Denominación de Origen son las siguientes, ordenadas según su importancia en cuanto a superficie: BLANCAS: Listán blanco. Gual, Malvasía, Moscatel, Vijariego y Verdello TINTAS: Listán negro, Negramoll y Tintilla. También están autorizadas pero con muy pequeña presencia: Malvasía tinta, Moscatel negro y Vijariego negro.

  • La comarca está situada en la vertiente norte de la isla de Tenerife y representa el 40% de la superficie cultivada en la isla de Tenerife y el 20% de la superficie vitivinícola de Canarias, siendo la zona más densamente cultivada de viñedos en el archipiélago canario.

    Las plantaciones se encuentran en bancales, en pronunciadas pendientes orientadas al norte y de cara al mar. Sol, brisa y tierra volcánica junto al mar en un clima diverso, benigno y estable, son los ingredientes naturales y únicos, que conjugan la sorprendente personalidad de nuestros vinos.

     

  • Comprende los terrenos ubicados en los términos municipales de La Orotava, Los Realejos y Puerto de la Cruz. Los viñedos se encuentran a una cota de altitud que va desde 250-700 m. sobre el nivel del mar. Los terrenos son frecuentemente, ligeros, permeables, ricos en nutrientes minerales y con pH ligeramente ácido, consecuencia de su origen y naturaleza volcánica. Se producen vinos blancos y tintos aproximadamente en la misma proporción y, en menor cantidad, rosados.